artículos

Cómo estructurar capítulos novelas

Publicado el

A la hora de escribir una novela aparecen varias cuestiones estructurales y la principal coincide con saber crear un índice de capítulos, es decir, cómo elegir los momentos adecuados para empezar y acabar una parte. Separar los capitulos novelas responde a un esfuerzo eficaz para distribuir las situaciones principales de la obra y ayuda a comprender al lector de que se trata de una unidad completa pero organizada.

Los relatos vienen teniendo un devenir a veces natural y a veces forzado por el autor. Y es éste quien guía al lector por su novela y le hace partícipe o mero “espectador” de su narrativa, pero los capítulos ofrecen la perspectiva de un caos controlado o de una perfecta sincronía entre las partes fundamentales de la obra. Y así es como se produce la duda cuando el escritor tiene que elegir apartados que cohesionen el argumento o lo muestre como piezas definidas que forman parte del todo.

En realidad, el número de capítulos suele ir en función de la cantidad de páginas de la novela, pero el número de páginas de cada capítulo dependerá del contenido. De manera que cada capítulo podrá ser de extensión variable pero el argumento de separar en capítulos obedece a separar acciones, situaciones, acontecimientos o saltos que el autor decide plantear como estrategia literaria de cara al lector. Para conseguir que la lectura sea fluida y se cree el suspense que buscan los lectores, se recurre a giros de la trama y a una serie de trucos que están creados desde siempre en la creación narrativa.

Conviene conocerlos para aplicarlos con la mejor de las suertes, ya que funcionan siempre aunque la calidad debe estar presente a pesar de estos trucos. Lo primero es aprender el arte de contar historias y no aburrir. Pero aunque parezca obvio, hay varios tips que ayudan a que esto suceda. Uno es el misterio, otro el secreto y otro el propio suspense. El primero se comparte entre lector y autor, el segundo se da cuando un personaje de la historia sabe algo que el lector desconoce, y el último responde a cuando el lector sabe algo que los personajes desconocen.

Y aunque muchos puedan pensar que son recursos propios solamente de la ciencia ficción o de aventuras, solo hay que introducir adecuadamente los capitulos novelas en el argumento para crear la atmósfera adictiva por la lectura en nuestra novela. Conseguir que el lector no abandone el libro y lo lea hasta el final, con un interés creciente que le haga buscar la próxima creación.

Deja un comentario