Enter your keyword

Los grandes rechazados por las editoriales

Beautifully suited for all your web-based needs

Los grandes rechazados por las editoriales

Los grandes rechazados por las editoriales

Si ves cómo el manuscrito de tu novela es rechazado una y otra vez por distintas editoriales, no desesperes. La historia está llena de ejemplos de autores que fueron rechazados hasta ser publicados. Y en muchos casos, con gran éxito. Repasamos algunos de ellos.

¿Eres capaz de recordar la cantidad de veces que las editoriales han rechazado algún manuscrito tuyo? ¡No es el fin del mundo! Como bien dijo en una ocasión Katherine Neville, autora de El ocho, “pueden impedirte ser un autor publicado, pero nadie puede impedirte ser un escritor”. El ocho fue rechazado por bastantes editoriales hasta que una de ellas, Ballantine Books vio posibilidades al manuscrito. Y tanto. Como que de él se vendieron millones de ejemplares en todo el mundo y se tradujo a doce idiomas.

Y como la Neville, muchos más. Entre los más recientes, J.K. Rowling y La piedra filosofal -en este caso fue la hija del editor, que ni siquiera pasó de la primera página, quien con tan sólo ocho años le dijo a su padre que era lo mejor que había leído nunca- y mucho antes que ella Gabriel García Márquez y sus Cien años de soledad. Ceguera editorial, el momento del mercado, que pide otras cosas, y un sinfín de circunstancias les obligaron a dar más vueltas de las debidas. Manuscritos que se rechazaron en su momento y no por ello sus autores dejaron de perseverar.

Así que no te desanimes si una editorial, y otra y otra rechazan algún manuscrito tuyo. Al Ulises de James Joyce le dijeron de todo: que si falta de calidad literaria -ahí queda eso-, que si era impublicable, que si era una obra corrupta… Hasta que Sylvia Beach, propietaria de la librería Shakespeare & Co de París, decidió publicarla en 1922 y no sin dificultades o problemas de diversa índole. El resto ya es historia.

Ejemplos para que no te desanimes si tu manuscrito es rechazado por distintas editoriales. Porque siempre habrá alguna dispuesta a publicarlo.

No Comments

Post a Comment

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies